Reseñas

La piedra caída del paraíso, Abraham Aguilar Ruiz

La piedra caída del paraíso, Abraham Aguilar Ruiz

Editorial Caligrama

Sinopsis

Encuentran los cadáveres de dos hombres asesinados en Terrassa. Uno acababa de morir, el otro llevaba enterrado en ese lugar más de cuarenta años y portaba una cruz occitana de oro colgada al cuello. Los dos iban ataviados con las mismas túnicas grises.

Onofre Vila, un anciano multimillonario afincado en Balaguer, está obsesionado con desentrañar los misterios de la piedra caída del paraíso para obtener la vida eterna. Su nieto Sergi y su lacayo Mohamed lo ayudarán en su propósito.

El inspector Font y el intendente Martí, pertenecientes al cuerpo de los Mossos d’Esquadra, con la colaboración del profesor Llull, catedrático de historia, investigarán los asesinatos para hallar a los culpables. Mónica, la hija del profesor, así como Mario Luna, un ladrón de arte medieval, también se verán envueltos en la trama sin proponérselo.

Un thriller cargado de misterio, persecuciones por las calles de Barcelona y asesinatos donde se entrelazan las leyendas de los romances del Grial con el tesoro cátaro y la desaparición temprana de esta religión. Una historia de intriga muy bien documentada que se acerca a algunos de los lugares más emblemáticos del arte románico, como el valle de Boí, Terrassa o el MNAC para estudiar su significado.

Reseña

La piedra caída del paraíso es un thriller histórico lleno de acción y misterio, con descripciones y datos que, dependiendo de los gustos del lector, puede ser algo bueno o algo excesivo. En mi caso, como soy amante de todo lo que concierne a los misterios de las religiones, el Grial, los cátaros, etc., me ha encantado que el autor profundice tanto en estos temas, me ha resultado muy interesante y adictivo. No me han gustado tanto las descripciones de los distintos lugares por donde se va desarrollando la trama, porque estos sí me han parecido un poco excesivos, pero al final necesarios para que haya podido hacerme una mejor idea de los escenarios.

Es una historia donde ya desde el principio cuentan qué es la piedra caída del paraíso, por lo que no es la típica búsqueda del Grial, sino el intento de resolver ciertos acontecimientos que, en mayor o menor medida, todos parecen tener que ver con esa piedra y todo lo que la rodea.

Hay datos históricos, misterio, acción, asesinatos, dramas familiares, amor, traiciones, venganza…, una mezcla que hace que te enganches a la novela nada más empezar. Se divide en tres partes y dieciséis capítulos; cada uno de ellos empieza con un epígrafe que son los extractos de cada uno de los libros que componen el Parzival, de Wolfram von Eschenbach, uno de los romances del grial escrito a principios del siglo XIII, y es algo que me ha gustado mucho.

En cuanto a los personajes, volvemos al tema de las descripciones, porque están muy bien construidos y han hecho que los visualizara y conociera a la perfección, tanto físicamente como en relación a su personalidad. Es algo que considero muy positivo.

En definitiva, es una novela con altas dosis de intriga y muy bien documentada en cuanto los cátaros y todo lo relacionado con esta religión y con el grial. No dudéis en leerla si os gustan estos temas, porque no os dejará indiferentes.

Aquí os dejo un párrafo de la novela que me llamó la atención:

«… el secreto más importante de la humanidad, la esmeralda de Lucifer, el ángel caído, trajo consigo a la tierra tras su expulsión del paraíso, capaz de proveer alimentos, riquezas sin límite, pero lo más importante, devolver la vida, la resurrección.»

¿Os llama la atención?

¡Nos leemos!

Reseñas

Chupito de elixir, Juan Miguel Peña Vázquez

Chupito de elixir, Juan Miguel Peña Vázquez

Sinopsis

Poesía, bonito nombre para una hija.

Poesía, bonitos colores para un cuadro.

Poesía, bonita letra para una canción de enamorados.

Intenté encontrar todas esas metáforas que la poesía perdió y que tanto añoró, ahora el cielo brilla más que nunca, y Dios reza para que nunca más vuelvan a perderse.

Chupito de Elixir, chupito de letras para embriagarnos.

Brindemos por un mundo mejor.

Reseña

Últimamente leo bastante poesía (bastante para mí es leer un poemario cada dos meses, ya que antes no leía nada de nada), así que me decidí a leer Chupito de Elixir, el segundo poemario del sevillano Juan Miguel Peña Vázquez, que lleva siempre a su tierra por bandera, y así lo plasma en sus letras.

En este aspecto no puedo ser objetiva, ya que vivo enamorada de Andalucía y de su gente, así que cada vez que leía algo sobre Sevilla, Cádiz o Granada, se me erizaba la piel y me emocionaba. De hecho, en una de las primeras páginas aparece esta frase, que no me puede gustar más, y que me lleva al recuerdo de un momento concreto de mi vida:

«Y cayó la noche… pero Sevilla tiene luz propia,

y una luna enamorada».

Este libro se compone de poemas cortos, pero intensos, en los que el autor trata temas variados, como son el amor, el desamor, el sexo, la guerra, la paz o la música, escritos de forma clara y directa, algo que destaco como muy positivo.

Han sido varios los poemas que me han tocado la fibra, pero si tuviera que elegir, me quedaría con “Réquiem” y con esta estrofa:

«Dejaré que suene el piano,

dejaré amargar al limón por si no llegara

a probar otro bocado…».

Otro que me puso los vellos de punta fue “Cuando…”, poema ambientado en Sevilla, el 20 de julio de 1936, por lo que os podéis imaginar…

En definitiva, es el primer libro que leo de Juan Miguel, aunque hace bastante tiempo que tengo contacto con él y que leo sus escritos en redes sociales, y puedo decir que no dejaré de leer sus letras, ya que además de escribir bonito es una gran persona con unos valores envidiables, comprometido con el cuidado del planeta y de todos los seres vivos.

Lo dicho, si queréis leer poesía del día a día y nada empalagosa, os recomiendo Chupito de Elixir, se lee rápido y te deja muy buenas sensaciones.

¿Os gusta la poesía?

¡Nos leemos!

Reto Lector

Lecturas de mayo

¡Feliz comienzo de junio! En nada llega el verano, aunque este año será diferente y raro, como todo desde que empezó 2020. Creo que este mes leeré bastante, ya que me encanta llevarme un libro a la piscina o playa y pasar las horas leyendo.

Pero ahora voy con mis lecturas de mayo: la verdad es que empecé la cuarentena sin ganas de leer y ningún libro me enganchaba, daba igual el género al que perteneciera, pero puedo decir que ya he recuperado mi ritmo habitual de lectura.

Este mes he leído seis libros, aunque de dos de ellos aún no he subido la reseña; uno porque lo he leído en lectura conjunta y estoy esperando a comentar el final con el grupo este jueves antes de subir la reseña, y otro porque lo terminé ayer y todavía no la he hecho. Ayer también empecé uno nuevo, una colaboración con la Editorial Donbuk que, de momento, me está gustando muchísimo.

También he leído autores nacionales, por lo que mi “reto” de leer al menos uno al mes está cumplido.

Aquí os dejo cuáles han sido mis seis lecturas de mayo:

  • Érase un corazón roto, de David García Marín.
  • La mala costumbre de morir, de Daniel P. Carazo.
  • Llámalo karma, de Fátima Villegas.
  • Cartas a Bruno, de Paloma Castizo.
  • La piedra caída del paraíso, de Abraham Aguilar Ruiz.
  • Chupito de elixir, de Juan Miguel Peña Vázquez.

¿Qué tal han sido vuestras lecturas de mayo? ¿Coincidimos en algún título?

¡Nos leemos!

Entrevistas

Entrevista a Fátima Villegas

Fátima Villegas es la autora de un poemario, Asignaturas Pendientes, y una novela, Llámalo karma, que ha salido recientemente a la venta. Conocí a Fátima cuando me propuso leer su poemario y la verdad es que me encantó la forma que tenía de plasmar sentimientos con los que todos, en mayor o menor medida, nos podemos sentir identificados. Hace poco leí su novela y puedo decir que promete mucho como escritora. Además, es una chica encantadora, una de esas personas bonitas que el mundo de las letras me ha permitido conocer. Hoy os traigo esta entrevista para que la conozcáis un poquito más.

  • Cuéntanos un poco sobre ti, para quien no te conozca todavía.

Soy del sur, de Lepe, una ciudad de la provincia de Huelva. Me he criado y formado en Andalucía. Estudié Traducción e Interpretación en la Pablo de Olavide. Sin embargo, yo empecé a escribir muy pequeña. Me recuerdo siempre leyendo y escribiendo desde edades muy tempranas. 

Una vez terminada la carrera, me contactó una editorial y sacamos el poemario de Asignaturas Pendientes, que se presentó en septiembre de 2018, dando comienzo a mi aventura literaria. Posteriormente, me mudé a Tailandia a trabajar unos meses y fue allí donde comencé a escribir mi primera novela, Llámalo Karma, que también está ya a la venta, como bien sabes.

  • ¿Con qué personaje literario te identificas?

Suelo conectar mucho siempre con los personajes de los libros que leo. No obstante, no podría decir uno con quien me identifique. En los personajes de mi novela, cada uno lleva inevitablemente un poquito de mi personalidad, pero ninguno con el que me identifique al cien por cien.

  • ¿Hay algún tema del cual nunca hablarías en tus libros?

Creo que las cosas de las que no se hablan, no se ven y, por ende, se marginan. Por eso, creo que debemos hablar de todo en nuestros libros, incluso de los aspectos más duros y sórdidos, siempre y cuando se trate con la delicadeza y el tacto que se requiera.

  • Escritor o escritora a quien más admiras.

Admiro muchísimo a Julia Navarro. Me parece una escritora excelente y con unas tramas impresionantes. Me he leído todos sus libros y los he disfrutado y sufrido enormemente.

  • Háblanos brevemente de la sensación que tuviste al ver publicado tu primer libro.

Creo que es algo inefable. No se puede describir el sentimiento cuando abres por primera vez la caja que contiene tu primer libro. Es una alegría y un orgullo enorme. No sabría realmente poner en palabras todo lo que sentí al tocar mi primer ejemplar ni la primera presentación. Pero son recuerdos marcados a fuego como los mejores momentos de mi vida.

  • ¿Has llorado con algún libro?

He llorado mucho con algunos libros. Con los últimos que lloré son: Dime quién soy, de Julia Navarro, Después del amor, de Sonsoles Ónega, y La luz de Candela, de Mónica Carrillo.

  • ¿Alguna manía a la hora de escribir?

¡Muchísimas! Pero no os las voy a contar todas, ja, ja, ja, ja.

Una de ellas es que no puedo escribir si tengo gente cerca. También tengo la manía de quitarme todas las pulseras y el reloj y hacerme un moño para concentrarme completamente.

  • Si te dieran la oportunidad de sentarte a tomar un café con un personaje de ficción, ¿a cuál elegirías?

Creo que si pudiera tomar un café con algún personaje elegiría a Amelia Garayoa, de Dime quién soy, uno de los personajes que más me han impresionado en mi vida. Lo haría por la apasionante vida e historia que vive ese personaje a lo largo de la obra.

  • ¿En qué momento comenzaste a escribir?

Empecé a escribir cosas pequeñas con apenas 6 años y siempre he escrito. Solo que el estilo de cuentos breves infantiles que escribía de pequeña fue trasladándose a prosa poética con los años y, posteriormente, me aventuré a escribir narrativa de forma más madura en la novela.

  • Lugar más raro donde te haya venido la inspiración para escribir (o donde se te haya ocurrido una idea para el libro).

La inspiración es tremendamente caprichosa, y todas las personas que escriben me darán la razón. El comienzo de una de las dos novelas que estoy escribiendo ahora (aproximadamente las cuatro primeras páginas) se me ocurrió mientras estaba lavando los platos, por lo que tuve que soltarlos y ponerme a escribir como una loca.

——————————————————————————————————————————————-

Para terminar, quiero darle las gracias a Fátima por aceptar mi propuesta con tanta ilusión, y también por contar siempre conmigo para todo; es un placer colaborar con ella. Espero que os haya gustado su entrevista y desde aquí os animo a leer sus obras, seguro que no os defraudan.

Os dejo con el párrafo con el que comienza la sinopsis de su novela Llámalo karma:

«La ley del karma es un ejemplo especial de la ley de causa y efecto que establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales sean causas, y nuestras experiencias sean sus efectos. La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas».

Reseñas

Cartas a Bruno, Paloma Castizo

Cartas a Bruno, Paloma Castizo

Sinopsis

Una huida.

Un viaje.

Un motivo olvidado que la ha llevado hasta el recóndito pueblecito de Portrush, al norte de Irlanda.

Una cadena de misteriosas cartas y sucesos siniestros, tambalearán su realidad, obligándola a buscar una escapatoria.

Un final que ya estaba escrito.

¿Qué ha ocurrido con la Señorita Lain?

Reseña

Cartas a Bruno es la primera novela de Paloma Castizo, un thriller psicológico como hacía tiempo que no leía.

La historia comienza con la Señorita Olivia Lain, una escritora que, por un motivo que no sabe muy bien cuál es, ha decidido alejarse de su ajetreada vida en Madrid e instalarse en un pequeño pueblo al norte de Irlanda, Portrush. No hay demasiada gente allí, pero parecen personas amigables, aunque Olivia es un poco reacia a entablar conversación; solo ha hablado con la tendera, con su casero y con un “casi vecino”.

A los pocos días de estar allí, encuentra en el alféizar de su ventana un trozo de papel arrancado de un cuaderno de rayas, con una nota escrita pero sin firmar. Olivia se inquieta por el hecho de que alguien haya entrado en su jardín sin que se diera cuenta, pero en la nota no pone nada que la haga preocuparse, al contrario, quien sea parece querer darle su apoyo y ayuda. Olivia decide contestar al anónimo de la misma forma, dejando una nota, y es entonces cuando comienza una cadena de estas misteriosas cartas, a la que se van sumando una serie de sucesos extraños e inquietantes.

En un poco menos de 200 páginas se esconde una historia intensa, llena de intriga, misterio, suspense y pinceladas de terror. El thriller psicológico es mi género favorito, y con esta novela he recordado por qué me gusta tanto. Hacía mucho tiempo que no leía algo que me hiciera sentir angustia y que me erizara la piel, y con Cartas a Bruno ha sido así.

Esta lectura es una búsqueda constante de teorías y explicaciones a lo que va ocurriendo, mientras sientes un miedo que te hiela la sangre al leer ciertas descripciones. Hasta el final no entiendes todo, y es una sensación indescriptible, y es de todo menos predecible. No puedo hacer menos que darle la enhorabuena a la autora, Paloma, por haber creado estas escenas que juegan de manera tan magistral con la psique del lector. Amantes del thriller y el terror, tenéis que leer Cartas a Bruno, os lo recomiendo al 100%.

«Pd: ¿Has tenido un maravilloso día?»

¿Os gusta el thriller?

¡Nos leemos!