Entrevistas

Entrevista a Jessica Pérez Reduán

Jessica es la autora de El catalejo mágico de Zísfanley, una novela infantil y juvenil cargada de magia y de valores. Como comenté en la reseña, su lectura me transportó a mi infancia y me resultó de lo más agradable y entretenida. En la entrevista podéis conocer un poco más a Jessica, que se dedica profesionalmente a la docencia en Secundaria, y descubrir su relación con la literatura y la escritura. Espero que disfrutéis de sus respuestas y os animéis a conocer su obra.

  • Cuéntanos un poco sobre ti, para quien no te conozca todavía.

Me llamo Jessica, soy valenciana, aunque llevo ya muchos años viviendo en Barcelona. Tengo 41 años y trabajo de profesora en un instituto de Secundaria.

  • ¿En qué momento comenzaste a escribir?

Escribo desde hace muchos años. Con 17 o 18 años escribí un libro, pero se quedó en el cajón. Siempre me ha gustado escribir relatos y cuentos cortos; sin embargo he esperado mucho hasta publicar. Mi primera (y única publicación hasta el momento) es El catalejo mágico de Zísfanley.

  • ¿Hay algún libro que te marcara en la infancia?

Los libros que se leen en la infancia marcan la vida de cualquier persona y, mucho más, de cualquier escritor. Creo tanto en la importancia de los libros que se leen durante esa etapa que mi Trabajo Final de Grado, cuando cursé Filología Hispánica, versaba sobre ese tema.

De muy pequeña, recuerdo que leía los libros troquelados de Ferrándiz. Me fascinaban los dibujos que tenían y las historias que contaban. Los primeros libros «de mayores» que me leí fueron adaptaciones de Mujercitas, Oliver Twist, La cabaña del Tío Tom, etc.

Cuando llegó la adolescencia comencé a leer libros de autores juveniles como María Gripe o Jordi Sierra i Fabra, y empecé a adentrarme en el mundo de la literatura de clásicos hispánicos con Rimas y Leyendas de Bécquer y La vida es sueño de Calderón de la Barca.

  • ¿En qué momentos del día sueles escribir?

No tengo un momento específico del día para escribir. Soy profesora y, aunque la gente puede que no lo crea, trabajo muchísimas horas fuera del instituto. Apenas tengo tiempo para nada. Tardo muchísimo tiempo en acabar un proyecto literario (estoy hablando de años), pero eso es porque, debido a mis obligaciones, tengo que dejarlos apartados durante meses para luego volver a ellos. Ojalá pudiera tener más tiempo para poder dedicarme a la escritura.

  • ¿Cómo se te ocurrió la idea para escribir El catalejo mágico de Zísfanley?

Siempre me ha chocado mucho escuchar la frase de que «la infancia es la mejor etapa de la vida». Se suele decir que los niños no tienen problemas y viven en absoluta felicidad. En mi opinión, eso no es cierto, los niños pueden sufrir tanto o más que un adulto, ya que muchas veces no entienden las cosas que les suceden. Quería dejar plasmado eso en un libro.

  • ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado a la hora de escribir?

Escribir, escribir, escribir y volver a escribir. No hay que escribir para buscar el éxito o ganar mucho dinero, hay que escribir porque te gusta.

  • ¿Tienes algún nuevo proyecto entre manos?

Como ya he comentado antes, escribo en mi tiempo libre. Tengo un proyecto casi terminado, pero ese «casi» parece que nunca termina. Seguramente no pueda dedicarle tiempo hasta que finalice el curso, así que supongo que en verano podría tenerlo listo.

……………………………………………………………………………………………

Y hasta aquí la entrevista. Agradezco muchísimo a Jessica su amabilidad y disposición, y desde aquí os animo a leer El catalejo mágico de Zísfanley si disfrutáis tanto de este tipo de lectura como yo. Os aseguro que os va a encantar.

Reseñas

El catalejo mágico de Zísfanley, Jessica Pérez Reduán

El catalejo mágico de Zísfanley, Jessica Pérez Reduán

Sinopsis

Claudia es una niña solitaria que ve que su mundo se desmorona. Su hermana se está haciendo mayor y se está alejando de ella. Sus padres le ocultan algún secreto que ella intenta descubrir. Y, por si fuera poco, su vida en el colegio no es nada fácil, no tiene amigos y sus compañeros le hacen la vida imposible.

Todo cambiará con la llegada del circo al pueblo. Conocerá a una chica misteriosa, y de su mano llegará al mundo de Zísfanley, donde la Dama de los Deseos puede conceder cualquier cosa que se le pida.

Reseña

Claudia es una niña tímida, a la que le encanta leer y que no tiene muchos amigos. Un día descubre desde la ventana de su habitación que ha llegado a su pueblo un circo, el Circo de Estel, que ya había estado allí muchos años atrás, según le contó su abuela. Claudia ve a un hombre, y este parece darse cuenta y se la queda mirando de una forma inquietante que a Claudia no le da buena espina.

A los pocos días, en su cumpleaños, Claudia recibe como regalo de parte de su padre cuatro entradas para ir al circo y está loca de contenta. Cuando llega el día y va a la función con su familia, empiezan a pasar cosas que a la niña le salen de ojo. En primer lugar, ve a alguien que parece haber visto solo ella. Tiene la suerte de que le toca salir al escenario por un sorteo y, una vez allí, se da cuenta de que el payaso es el hombre que vio desde su ventana, y este también parece haberla reconocido a ella. Cuando le pregunta por la persona que ha visto, al payaso le cambia la cara y hace que se vaya rápidamente a su sitio y que no haga más preguntas al respecto.

Al día siguiente, Claudia se da cuenta de que ha perdido un papel importante y cree que puede que se le cayera en el circo, así que va a buscarlo y allí se encuentra a una niña, Alicia. Lo que Claudia no sabe es que conocer a Alicia le va a cambiar la vida. Esta niña misteriosa la lleva de la mano a un mundo mágico, a Zísfanley, donde hay seres de todo tipo y miles de plantas y frutas que Claudia no ha visto jamás.

Claudia y Alicia se hacen muy amigas, pero hay un problema: Alicia no puede pasar al mundo de los humanos, lo más lejos que puede llegar es al circo, así que le da a Claudia un catalejo mágico para que esta pueda entrar y salir de Zísfanley a visitar a su amiga. Alicia es muy peculiar, no recuerda nada más que su nombre y desea con todas sus fuerzas descubrir cuál es su lugar. Un día, Claudia recibe una mala noticia y decide ir a Zísfanley a contárselo a Alicia y a pedir su ayuda. En ese momento, comienza una aventura en la que las dos amigas van en busca de la Dama de los Deseos, pero lo que no saben es que se encontrarán con infinidad de trabas y de personajes peculiares.

El catalejo mágico de Zísfanley me ha transportado totalmente a mi infancia. Me ha recordado a los libros que leía de pequeña en los que me adentraba en historias mágicas y conocía otros mundos. Especialmente, me ha recordado un poco a los libros de Las aventuras de la silla de los deseos, de Enid Blyton, que eran de mis favoritos. Me ha parecido una historia muy bonita, en la que tienen un gran peso la amistad, el amor y la familia, así como la importancia de confiar en uno mismo y superar los miedos. Por todo esto, creo que es una lectura ideal para los más pequeños, pues aprenden estos valores a la vez que su imaginación vuela en este mundo de fantasía. Realmente me ha gustado mucho, me ha transmitido mucha ternura y también mucha nostalgia al recordar la felicidad que yo sentía de pequeña leyendo este tipo de historias.

Tanto si os gusta la literatura infantil como si tenéis peques cerca, os recomiendo echarle un vistazo a esta novela, seguro que disfrutáis mucho con su lectura.