Reseñas

La milla verde, de Stephen King

La milla verde, de Stephen King

Debolsillo, 2003

Sinopsis

Octubre de 1932, penitenciaría de Cold Mountain. Los condenados a muerte aguardan el momento de ser conducidos a la silla eléctrica. Los crímenes abominables que han cometido les convierten en carnaza de un sistema legal que se alimenta de un círculo de locura, muerte y venganza.

Reseña/Opinión

«—Te llamas John Coffey.

—Sí, señor, suena parecido a café, pero no se escribe igual.»

¿Quién no conoce, aunque sea de pasada, esta historia?

He visto la película mil veces, y cada vez que la he visto he llorado. No había leído la novela hasta ahora y lo he hecho de forma muy especial: en lectura conjunta con mi chico.

La historia está narrada por Paul Edgecombe, trabajador en el bloque E de la penitenciaría de Cold Mountain. El bloque E es comúnmente llamado el pasillo de la muerte o la milla verde, ya que es un pasillo con el suelo de este color en el que pasan sus últimas semanas los condenados a la silla eléctrica. El pasillo de la muerte lo recorren presos de lo más variopinto, pero el momento en el que llega John Coffey nada vuelve a ser lo mismo en la milla verde.

John Coffey es un negro enorme con unos ojos que destilan paz a la vez que no dejan de llorar, condenado a la silla eléctrica por la violación y asesinato de las gemelas Detterick; lo encontraron abrazado a las dos niñas ensangrentadas mientras lloraba y repetía: «Lo he intentado, pero no he podido evitarlo». Las autoridades no tuvieron ninguna duda de que era el culpable. Pero ¿y si han condenado al hombre equivocado?

Con el paso de los días, ocurren hechos en torno a John a los que Paul y los demás no encuentran explicación, hasta el punto de pensar que Coffey es un enviado de Dios.

Stephen King mezcla la realidad de la sociedad de la época con lo paranormal, aunque casi diría más lo místico. No se parece en nada a lo que había leído del autor hasta el momento, ya que El pasillo de la muerte en sus inicios se publicó por capítulos y fue más adelante, debido al éxito que tuvo, que se publicó con el formato de novela que conocemos.

Siempre me ha gustado esta historia aunque me hace sufrir mucho gracias a mi exagerada empatía. Entre estas páginas se recoge la maldad humana elevada a la máxima potencia, pero también se recoge la bondad, el bien y el amor puro, así como la eterna lucha entre hacer lo que quieres y hacer lo que debes.

He llorado mientras leía, mucho, pero también he querido con toda el alma a cada personaje que me ha llegado al corazón, como Delacroix, Cascabel y, por supuesto, John. No descarto volver a leer La milla verde más adelante, ya que no me quiero despedir de ninguno de ellos. Es de estas historias a las que abrazas para siempre y ya nunca se van de tu corazón.

Si no lo habéis leído, hacedlo, de verdad. No os perdáis esta maravilla de la literatura.

Hasta siempre, John Coffey.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s