Reseñas

El alma del violín, de Marie Charvet

El alma del violín, de Marie Charvet

Larrad Ediciones, 2021

Sinopsis

Brescia, siglo XVIII: un afanoso artesano comienza la fabricación de su violín perfecto, destinado a convertirse en la máxima expresión del arte de la lutería. Durante los convulsos comienzos del siglo XX, un joven que aspira a vivir de su música pone sus vistas en América, la tierra del jazz y las improvisaciones hasta el amanecer. En la actualidad, una pintora parisina trata de hacerse un hueco en el mundo del arte, mientras que un exitoso empresario redescubre una emoción que creía perdida hacía mucho.

Cuatro historias, cuatro personas de orígenes muy distintos pero, sin embargo, unidos por un violín, un singular instrumento que cambia las vidas de cuantos se cruzan en su camino. El alma del violín es una obra coral que demuestra que el arte y la pasión son melodías universales, capaces de traspasar las barreras del espacio y del tiempo.

Reseña

Giuseppe. Brescia, siglo XVIII: Giuseppe es un lutier que trabaja en el taller del gran Giovanni Maggini. Lleva muchos años fabricando instrumentos con una precisión y un cariño inigualables, especialmente violines, pero su maestro, en lugar de apreciarlo, le insta a fabricar más y más rápido. Un suceso inesperado pone la vida y la rutina de Giuseppe patas arriba; la pena se instala en él, pero cuenta con la ayuda del pequeño Stefano y con algo que guarda en su hogar con mucho mimo, algo en lo que lleva trabajando años y que es muy especial.

Lazlo. Nogent-sur-Marne, 1931: Lazlo es un joven huérfano que vive con su tío Nathanaël en un campamento gitano. Él es el único que no lo es y recibe la indiferencia y, a veces, el desprecio de los demás porque no es muy diestro en el arte de negociar y vender. Pero Lazlo es experto en algo: la música. Con su inseparable violín, heredado de su padre, va sacando notas y formando las más bellas melodías. Su sueño es irse a Nueva York y allí ganarse la vida como músico, pero lo ve muy difícil.

Lucie. París, actualidad: Lucie es una mujer joven cuya pasión es la pintura. Es muy buena y sueña con poder tener algún día una exposición donde mostrar al mundo sus creaciones. Pero hay un problema, y es que para poder pintar necesita materiales, y no anda muy bien de dinero. Su familia, acomodada, ya no la ayuda por haberse salido del «redil»; piensan que a su edad sigue teniendo muchos pájaros en la cabeza. La única que confía en ella es su abuela. Tras varios acontecimientos y un trabajo de telefonista en una gran empresa que Lucie odia, la abuela le propone algo: tiene que ver con un viejo violín guardado en un armario de su casa durante décadas.

Charles. París y Nueva York, actualidad: Charles es un empresario que vive a caballo entre París y Nueva York. Está acostumbrado a la soledad desde pequeño, pues su personalidad e inteligencia sobrepasaron a sus padres. Años después de dejar la casa familiar e irse fuera a estudiar, Charles descubrió la música y a partir de ese momento no pudo vivir sin ella. En una reunión de negocios en Estrasburgo, la casualidad quiere que a Charles lo inviten a un concierto en la catedral y este acepta por puro compromiso. Es en ese momento en el que ve salir al escenario a una joven violinista que, al tocar la primera nota, hace que Charles se estremezca y lo inunden unas sensaciones que lo pillan por sorpresa.

…………………………………………………………………

Las historias de estas cuatro personas están unidas, a pesar del tiempo y el lugar, por un solo objeto: un violín. Son cuatro historias totalmente distintas y perfectamente construidas sin cabos sueltos, que nada tienen en común, pero conforme avanza la trama se va tejiendo la red en la que las cuatro historias se unen de una forma exquisita.

Al principio mi favorito era Giuseppe, por su tesón y su buen hacer; después fue Lazlo, por su sensibilidad y su carácter soñador; luego Lucie me ganó con su valentía para apostar por lo que realmente le gustaba hacer, que era pintar; y por último, Charles, a pesar de ser un empresario de éxito y aparentemente serio, demostró un gran amor por la música que lo hace vibrar. Por esto no puedo decantarme por uno solo de los personajes, los adoro a todos. Cada una de las historias me ha despertado sentimientos y me ha hecho creer, más aún, en el poder de la música.

No dejéis pasar la oportunidad de leer El alma del violín, es una novela preciosa especialmente recomendada para los que amamos la música.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s