Entrevistas, Sin categoría

Entrevista a Paloma Castizo

Paloma Castizo es la autora de Cartas a Bruno, un thriller psicológico que el año pasado se posicionó entre mis mejores lecturas por su forma de mantenerme enganchada a sus páginas y por ese final totalmente inesperado, uno de esos finales de los que siempre digo que «te explotan la cabeza» y que son mi debilidad.

Pero he de decir que no conocí a Paloma a raíz de leer Cartas a Bruno, sino prácticamente desde mi inicio en esta comunidad literaria, hará unos tres años, porque es de esas personas bonitas que transmiten buena vibra y me encanta leer tanto sus recomendaciones literarias como sus textos inspiradores. Hace poco ha abierto una web, https://elbloglabuenavida.com/ , y os recomiendo que le echéis un vistazo porque merece la pena.

Sin más, os dejo con la entrevista para que conozcáis un poco más a Paloma, con el deseo de que os guste tanto como me ha gustado a mí.

  • Cuéntanos un poco sobre ti, para quien no te conozca todavía.

¡Hola, querida Letrasdeluz!

Estoy enamorada del mar, de los animales, de Él, del café, los libros y sobre todo de la escritura. De las amapolas (que es mi flor por excelencia), del chocolate (que es mi perdición diaria), las ilustraciones infantiles, mancharme las manos de pintura, el piano, las personas con un corazón bonito y algo cerrado (porque creo que la gente algo hermética suele esconder océanos emocionales dentro). También del yoga y la meditación (aunque lo segundo lo trabajo menos que lo primero), vivir rodeada de plantas, el silencio, pisar la hierba con los pies descalzos y dar más besos que recibirlos.

  • ¿En qué momento comenzaste a escribir?

Empecé a escribir cuando era muy pequeña. Utilizaba cuadernos y cuadernos como si fuesen una especie de bitácora. Donde narrar cronológicamente los sucesos que iban ocurriendo en mi vida (te puedes imaginar las vivencias de una niña… ahora me hace mucha gracia leer algunos pequeños diarios que guardo de entonces).

Con el tiempo empezaron a llenarse de fotografías, dibujos y listas que desarrollaron otro tipo de escritura.

La creativa.

La terapéutica.

La que me ayudaba a sacar las emociones de una forma no reglada y sin orden específico. La forma liberadora. Y posteriormente empecé a llevar cuadernos conmigo donde escribía relatos, textos, poemas, cuentos infantiles… Que nunca vieron la luz (que aún no sé si la verán algún día). Después llegaron las novelas. Que escritas a mano, déjame decirte que tienen un encanto especial. Y así nació el primer proyecto terminado, Cartas a Bruno.

  • ¿Hay algún autor o autora que te haya marcado hasta el punto de cogerlo como referencia o inspiración para tus escritos?

Por supuesto, hay muchos.

Aunque debo destacar, para inspirarme con Cartas a Bruno, que tuvo mucha repercusión el estilo y la oscuridad de Shirley Jackson. Que para mí es toda una referente de la literatura. Creo que es la antesala de lo que hoy en día conocemos como el terror psicológico y que podemos ver en otros libros y películas. ¡Nos ha regalado un trabajo fascinante!

También hay otros autores, como Poe. Con esa elegancia para narrar emociones de angustia e inquietud que son inigualables con otros escritores. Y la irreemplazable Agatha Christie con sus juegos policíacos hacia el lector.

Estos son solo algunos de mis referentes en la literatura.

  • ¿Te identificas con algún personaje literario?

Con varios. Pero destacaré a Coraline (de Neil Gaiman). Ya que es una niña rebelde, segura de sí misma, con la «cabeza fría» para enfrentarse a los problemas que aparecen en su historia vital y siente insatisfacción en algunos aspectos de la misma. Por eso busca arreglarlos en otro mundo. (Aunque esto le acabe sirviendo para valorar lo que tiene).

También porque va siempre acompañada de un gato… ya sabes… los gatos y yo.

  • ¿Hay algún tema del cual nunca hablarías en tus libros?

No descarto ningún tema. De hecho creo que la propia experiencia te ayuda a escribir y a llegar a los lectores. Si no sientes lo que estás contando no puedes hacer partícipe a la persona que realiza la segunda parte del trabajo, que es leerlo para darle vida a la historia.

  • ¿Cómo surgió la idea de Cartas a Bruno? ¿Tenías la historia planificada desde que empezaste a escribirlo?

En ningún momento sabía lo que le iba a ocurrir a Olivia, cuál iba a ser su siguiente escena o cómo iba a terminar cada capítulo. Nació sin más.

Recuerdo (y esto te lo digo aquí en «petit comité») que un día desperté por la mañana habiendo soñado que tenía un libro blanco en mis manos que tenía como título Cartas a Bruno. Puede parecer extraño pero es totalmente verídico. No entendía por qué había soñado eso. Si lo había visto en algún lugar. Busqué por la web y no existía nada, ni un libro, ni una película, ni un blog… nada. Y cogí cuaderno y lápiz y empecé a escribir. Nació el personaje de Olivia Lain y con ella Bruno. Iban juntos de la mano. Estaban destinados y la idea quería salir, así que la dejé brotar.

  • Háblanos brevemente de la sensación que tuviste al ver publicado tu libro.

Esto me lo preguntan mucho. La emoción no se puede describir. Vio la luz en un momento en el que me sentía vulnerable, emocionalmente hablando. Y esta historia trabajó mi autoestima y mi parte más creativa. Le debo mucho.

Cuando era algo físico y tangible, real, observé que podía escribir. Que la ilusión y el sueño se habían hecho realidad. Solo tenía que saltar al vacío y respetar mi trabajo (lo que a veces cuesta un poco por aquello del «síndrome del impostor» que tanto nos trastoca a los humanos y no nos deja echar a volar en muchas ocasiones).

Siempre digo que si no estás segura o no crees en tu propio proyecto, nadie lo hará.

No puedo explicar lo emocionante que es ver físicamente algo que solo tú tenías, unos meses antes, en tu cabeza. Y escuchar de muchas bocas que ven las imágenes en su mente como si fuese una película… esto te llena de manera incomparable con cualquier otra cosa.

  • ¿Cómo ha sido tu experiencia con la autopublicación?

Es la que conozco, así que tengo que decir que es la mejor que podía haber escogido. Publicar con una editorial también debe tener sus aspectos buenos y malos, estoy totalmente segura. Pero autopublicar es una experiencia preciosa y gratificante. Te encargas de la maquetación, escoges la portada, el título, el formato. Decides cómo publicitarlo y hacerlo llegar a los lectores, dando la capacidad a estos de hacerse con su libro a través de una plataforma segura. Creo que el siguiente también lo autopublicaré por decisión propia, seguro.

  • Si te dieran la oportunidad de sentarte a tomar un café con un personaje de ficción, ¿a cuál elegirías?

¡Esta pregunta es MUY difícil!

Primero tomaría una taza de té con la liebre y el sombrerero loco, por supuesto. Nadie mejor que ellos sirven una merienda de no cumpleaños.

Pero hay muchos otros con los que querría mantener una conversación. Como por ejemplo con Constance y Mary Katherine Blackwood (Merricat), de Siempre hemos vivido en el castillo, por sus psiques oscuras; con el tío Paco de Persona Normal, por sus conocimientos literarios; con la Vieja y la Nueva Madre de La nueva madre, para corroborar lo que me transmitió la desaparición de la verdadera madre de las niñas en ese cuento clásico…

En fin, que tengo una lista importante de gente con la que me tomaría un café del mundo fantástico de varios escritores… pero de uno en uno. Si los siento a todos en la misma mesa creo que no podría mediar palabra.

  • ¿Tienes algún nuevo proyecto entre manos?

Espero y creo que muy pronto llegará algo nuevo. En estos momentos estoy trabajando en dos obras distintas. Otro thriller psicológico (con algunos toques humorísticos y teatrales) y una recopilación de cuentos infantiles (posiblemente ilustrados). Dos ramas muy lejanas y a la vez, te aseguro que muy similares. Ya que, son dos géneros que envuelven a los lectores en un océano de sentimientos y algo de locura por aquello de lo fantástico y lo irreal.

Gracias por el interés que te has tomado en conocer algo más de fondo de Cartas a Bruno. Me ha alegrado mucho que hayas disfrutado su lectura y vivido sus páginas de forma que hayas querido conocer algo más su proceso de gestación.

¡Un abrazo gigante, Letrasdeluz!

………………………………………………………………………………………………………….

Y hasta aquí la entrevista de hoy. Agradezco en el alma a Paloma que nos haya cedido un ratito de su tiempo para conocerla mejor y espero que hayáis disfrutado de sus respuestas. Desde aquí os animo a leer Cartas a Bruno (si es que no lo habéis hecho ya), porque os aseguro que os va a atrapar desde la primera letra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s