Reseñas

Estación de máscaras, Arturo Úslar Pietri

Estación de máscaras, Arturo Úslar Pietri

Drácena Ediciones

Sinopsis

Álvaro Collado, el protagonista, regresa a Caracas tras diez años de destierro, en 1948, y se encuentra a sus viejos amigos y conocidos alterados por una circunstancia que más que extrañarle, le repele: el inminente golpe de Estado.

Ese revuelo por agasajar al próximo dueño del país que anima a los amigos del protagonista y los tipos de turbia catadura de los que el futuro dictador se sirve para cumplir sus propósitos constituyen la galería que urde este relato, descubriendo con su trama toda la hipocresía y la avilantez de una sociedad.

Con Estación de máscaras, Úslar Pietri concluyó lo que pretendía ser una trilogía —El laberinto de Fortuna— y que se redujo a un binomio —esta novela y su predecesora: Un retrato en la geografía— sobre la convulsión social que supuso la explotación del petróleo para Venezuela.

Reseña

He conocido Estación de máscaras gracias a Masa Crítica de Babelio y a Drácena Ediciones, pues no sabía de la existencia de esta bilogía que en principio iba a ser una trilogía. Se puede leer de forma independiente de la primera parte, Un retrato en la geografía, ya que aunque el protagonista es el mismo, la historia de Estación de máscaras se entiende perfectamente sin necesidad de leer el anterior.

La historia se desarrolla en Caracas, Venezuela, en el escenario que precede al golpe de Estado. El protagonista es Álvaro Collado, que salió de Caracas hace diez años, los cuales se los ha pasado estudiando en distintos países.  Álvaro se fue después de un suceso que tuvo lugar cuando estudiaba en la universidad: hubo un altercado en el que falleció el agente Lázaro Agotángel, dejando dos hijos y una hija. Desde ese momento, Álvaro se sintió responsable de esa familia aunque no fuese él quien matara al agente Agotángel, por lo que mandó a su familia a procurarle un futuro a esos dos chicos y a la por aquel entonces niña.

Mientras Álvaro está fuera, las vidas de los amigos que deja en la ciudad continúan cambiando significativamente, por lo que cuando vuelve tiene mucho que descubrir y conocer. Conoce al hijo mayor del agente fallecido diez años atrás, Lázaro José, que ahora se hace llamar Lázaro Agotángel como su padre. Una de las sorpresas que se lleva es la amistad que este tiene con su antiguo amor, ahora divorciada y con una hija que Álvaro conoció siendo una niña pequeña y ahora se ha convertido en una mujer, con gran parecido con su progenitora y una gran inteligencia que le hace mantener con Álvaro conversaciones muy interesantes.

En medio del panorama político, que es la base de toda la novela y que podría decirse que conforma el 80 % del contenido, también hay historias de embrollos familiares, líos amorosos, amistad y situaciones propias de la sociedad de la época.

Me ha parecido una novela muy interesante por el tema que trata, pero quizá he encontrado demasiada «paja» innecesaria en la trama que ha hecho que la primera parte del libro se me hiciera un poco cuesta arriba por la lentitud de la narración y de las explicaciones de algunas cosas, en mi opinión, que no aportaban demasiado a la historia en sí.  

De la ambientación y de los personajes he de decir que las descripciones explícitas han hecho que me formara una idea muy fiel de todo ello, y es algo que siempre agradezco; esas explicaciones sí considero que son necesarias en cualquier novela o relato.

En general, considero que está bien construida, pero que se ha intentado hacer de un relato una novela y de ahí tanta información irrelevante. Aun así es una buena historia que no deja ningún hilo suelto, que muestra la realidad de la época y que tiene un final que, aunque sorprendente en algunos aspectos, se podría intuir desde unos capítulos atrás.

En definitiva, es una historia muy bien documentada y, como ya he dicho, me ha gustado saber más cosas de la sociedad y la situación de esa época en Venezuela. Aunque las dos partes de la bilogía se pueden leer de forma independiente, leeré ‘Un retrato en la geografía’ por la curiosidad de saber cómo era la vida de Álvaro antes de marchar a estudiar al extranjero durante diez años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s