Reseñas

El fuego de la hereje, Beatriz Maestro

El fuego de la hereje, B. Maestro

Autopublicado, 2018

Sinopsis

A comienzos del siglo XVII, la peligrosa tríada conformada por la peste, el hambre y la muerte, azotaba cada ciudad. La Inquisición, férrea perseguidora de la luz de la verdad, dominaba España ahogando en el silencio a judíos, hechiceras, magos y nigromantes que ya eran cuando el tiempo aún no existía… En medio de toda esta apocalíptica realidad, surgirá una historia de amor imposible entre un inquisidor y una judía que deberán superar los límites y las barreras que la sociedad de su tiempo, ávida de fuego, les interpondrá.

Reseña

En Cáceres, en el año 1595, nacieron a la vez dos bebés. Uno, hijo del hidalgo Gonzalo de Valcárcel y Catalina de Ovando. Otra, hija de Joseph Juárez y Francisca Ventura, nuevos cristianos que aparentaban llevar una vida ajena a las raíces hebreas que poseían.

Desde ese momento, los destinos de Álvaro de Valcárcel y Ovando y de Ana María Juárez Ventura quedarían unidos para siempre, pero ellos no lo sabrían hasta muchos años después.

Álvaro nació con una marca en la cara y su madre desde que lo vio pensó que el niño estaba maldito, por lo que no le permitían salir del palacio y el pequeño no conocía qué había más allá de la muralla. Por otro lado, Ana María se dedicaba desde pequeña a vender el calzado que su padre fabricaba para mantener a la familia en una de las calles comerciales cerca de la Plaza Mayor.

En esos años la peste negra azotaba fuerte a los pueblos cercanos a Cáceres, unida al hambre y la pobreza que existía. En medio de esta estampa desoladora, la Inquisición no dejaba de perseguir judíos, hechiceras, magos y nigromantes para “limpiar” la sociedad.

Con el paso del tiempo, los caminos de Álvaro y Ana María se cruzaron, para más tarde separarse. Él fue obligado a servir al clero, convirtiéndose años después en el inquisidor más temido y respetado. Ella siguió practicando su fe a escondidas. El destino los unió el día que nacieron, por lo que sus miradas volvieron a encontrarse después de quince años sin saber nada el uno del otro.

El fuego de la hereje es una novela corta que está ambientada en Cáceres, en la época en la que la Inquisición no daba tregua. Los lugares están perfectamente descritos y es muy fácil visualizar las escenas. Cáceres es mi ciudad, por lo que leer sobre sus rincones e imaginar cómo serían en aquella época las calles por las que tantas veces camino me ha hecho sentir totalmente parte de la historia.

Cuenta una historia de amor imposible, pero también trata temas como los prejuicios y el clasismo de la época y la persecución de infieles por parte de la Inquisición, ahondando en los entresijos de la Iglesia y de los negocios entre esta y las clases altas.

Tengo que decir que me ha encantado a pesar de ser tan corta, es una historia intensa e interesante, y por supuesto me he quedado con ganas de más y de seguir con la segunda parte de esta saga, Las cenizas del inquisidor.

Os recomiendo que le deis una oportunidad, merece mucho la pena adentrarse en la ciudad de Cáceres del siglo XVII.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s